La nueva dirección de Instagram

Instagram, la conocida red social perteneciente a Mark Zuckerberg, es una plataforma en constante crecimiento que se ha convertido en una herramienta de marketing para muchas empresas e individuos que, a día de hoy, quieren sacar su negocio adelante en este ambiente tan competitivo en el que vivimos. Sin embargo,  con la serie de cambios que se anunció el 30 de junio de 2021, la forma de manejar esta plataforma y de llegar al público ha dado un giro completo y, una vez más, ha hecho que estos emprendedores que dependen de la aplicación se tengan que adaptar si es que quieren seguir teniendo éxito. Por esta razón, hoy veremos de qué se trata este movimiento, sus causas y cómo puede esto afectar a estos emprendedores.

 

El plan de acción anunciado consistía en un cambio de enfoque hacia 4 áreas principales, siendo la primera los creadores. “Hay un gran cambio de poder de instituciones a individuos entre casi todos los sectores” (Mosseri A., 2021). El CEO de la aplicación, Adam Mosseri, pronunció estas palabras para explicar la razón de querer ayudar a los creadores de esta plataforma a ser exitosos dado que esto también está en el mejor interés de Instagram. Según él, la intención es cooperar y asistirlos para que entre los próximos 5 y 10 años sean capaces de ganarse la vida utilizando únicamente la aplicación. Con esto en mente, el 8 de junio de 2021, la primera Creator’s Week se celebró para comunicar diferentes formas con las que los usuarios pueden monetizar su trabajo a través de nuevos apartados como Creator shops, para vender productos más directamente a seguidores; mejoras en el affiliate marketing, para recibir comisiones por las compras que un creador conduce a un producto; y un sistema de recompensas con la compra de insignias en Instagram LIVE.

 

El evento de la pandemia impulsó otras dos de las áreas de enfoque en la estrategia de Instagram:

 

las compras y los mensajes de texto. De acuerdo con un artículo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), “la pandemia ha acelerado el cambio hacia un mundo más digitalizado” (UNCTAD, 2021). El resultado de esto ha sido un aumento de un 5% en compras online en casi todos los sectores en 10 países diferentes desde el surgimiento del Covid-19 en comparación con el año 2019. Los directivos de Instagram han tenido esto en cuenta y han decidido crear una sección de compras dentro de la aplicación llamada Tienda que ofrece productos personalizados a cada uno de los usuarios.

 

De la misma manera, con la escalada en el uso de aplicaciones de mensajes de texto, Instagram ha decidido adaptarse a la forma de comunicarse de la gente hoy en día introduciendo nuevas funciones como Hidden Words (hecho para bloquear comentarios maliciosos) y permitiendo el acceso a los Direct Messages (DMs) desde el ordenador. La UNCTAD comunicó en octubre de 2020 que “las plataformas de comunicación más utilizadas son WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger” (UNCTAD, 2021), e Instagram no pretende salir de esa lista.

 

No obstante, de todas las áreas de enfoque mencionadas, aquella que ha supuesto un cambio más radical es, sin duda alguna, la transición de la plataforma hacia un contenido más basado en el formato de vídeo. La razón es simple: el vídeo es más atractivo y entretenido que las fotos y, por lo tanto, extremadamente importante para conseguir una mayor participación de los usuarios. De acuerdo con los resultados de encuestas y análisis llevados a cabo por Instagram, el principal objetivo de los usuarios de la aplicación buscan entretenerse por lo que introducir más vídeo en la plataforma es la forma más eficiente e inteligente de hacerlo.

 

Aparte de estas razones, también se podría atribuir este cambio estratégico a la creciente competencia entre  empresas del sector que le está poniendo las coas difíciles a Instagram. Por ejemplo, según un artículo de julio de 2021, Instagram quedó segunda de las principales redes sociales de España 50,39 cifras por debajo del gigante chino TikTok (Statista, 2021).

De estos cambios se esperan resultados bastante positivos para la empresa dado que, de acuerdo con un estudio, se prevé que el número de usuarios mensuales llegue a 1180,5 millones en 2023, 180 millones más que lo que una vez se predijo para el año 2020 (Fernández R., 2021). Esto para los empresarios se traduce en una mayor cantidad de oportunidades para crecer sus negocios, pero también implica estar dispuestos a adaptarse a muchos más cambios que quedan por venir, porque si Instagram realmente quiere hacerle frente a compañías como TikTok o Youtube, todavía le queda un camino largo.