¿Cómo funciona el algoritmo de facebook?

Con más de 2.700 millones de usuarios registrados , una capitalización bursátil de cerca de 1 trillón $ y millones de publicaciones nuevas cada día, Facebook (FB) se ha convertido en la piedra angular de las campañas publicitarias de muchas empresas que basan sus estrategias en la viralidad que les permite esta herramienta. Dicha viralidad se basa en la capacidad de llegar al máximo público objetivo a través de técnicas que promueven y recomiendan publicaciones de ciertos usuarios a través de las ‘reglas’ que establece el famoso algoritmo de Facebook.

Desde la creación de la compañía en 2004 de la mano de Mark Zuckerberg, Facebook ha ido añadiendo herramientas a la plataforma para mejorar la visibilidad y promocionar las publicaciones de las cuentas en función del público que mejor se adapte a ellas. El objetivo es, mantener a los usuarios el mayor tiempo posible activos, y de esta manera, visualizando más anuncios que son la principal fuente de ingresos de la compañía. 

Como se puede observar en esta foto, tenemos representados momentos clave de la evolución del algoritmo de Facebook. pero, ¿realmente en qué se basa este algoritmo? ¿Cuáles son las referencias que toma para realizar recomendaciones en el feed de los usuarios? Este tema daría para escribir un libro pero intentaremos describirlo lo más simple posible. El primer paso es crear una base de datos con la que trabajar. El algoritmo toma información sobre todas las publicaciones de un usuario X ,centrándose en ciertos aspectos como hora de publicación, temática, feedback obtenido, tipo de ámbito (profesional/personal).


best_Moments_facebook_History


A parte de las publicaciones propias del usuario X, recoge información sobre horas en las que el usuario está más activo , recomendaciones dadas por el propio usuario mediante la sección “See First” . Se implementó en 2015 y de gran ayuda para el algoritmo, y otros ámbitos como la lista de usuarios favoritos, perfiles visitados. Como breve resumen de la base de datos, podemos decir que el algoritmo se centra en 3 puntos clave: afinidad (o  alcance inicial, es decir, el número de interacciones. A más interacciones , mayor afinidad),  relevancia  del contenido (información que acompaña a las publicaciones como tiempo de visualización, el contenido de imágenes en dicho post, etc…) y el tiempo de publicación.  Como 4º punto podríamos mencionar la relación y el tipo de contenido , pero con menor importancia. A partir de esta base de datos es dónde empieza el trabajo real del algoritmo, cuyo objetivo es enlazar al usuario con el contenido más adecuado y deseado por él. 


De manera esquematizada , la recolección de información sigue un camino similar al desarrollado en la imagen 2.El algoritmo comienza a crear perfiles de los usuarios dependiendo de sus características basándose en la información que ha recopilado. Al mismo tiempo, realiza el mismo trabajo con las publicaciones. Una cuenta publicando Fake News puede estar recibiendo muchas visitas y gran cantidad de Likes durante un tiempo determinado, hasta que se descubre el mito y todo el feedback se vuelve en críticas y rechazo. Para que el algoritmo no recomiendo este tipo de publicaciones o otras como clickbait hacia otras plataformas, analiza dichos perfiles y los graba como contenido poco fiable. Esto hace que sea mucho más complicada su recomendación. El siguiente paso después de descartar estas publicaciones “poco fiables” o con contenido inadecuado, desarrolla una red neuronal mucho más compleja y con gran poder computacional para calificar las publicaciones restantes de manera personalizada a los perfiles de los usuarios.

Algoritmo_Facebook


Como paso final, el algoritmo se basa en fuentes y tendencias del momento para ofrecer variedad de publicaciones en el muro de publicaciones. De esta manera consigue abordar sobreexposición sobre un mismo tema o ofertar publicaciones de gran calidad e interesantes para el usuario final pero cuyo periodo de éxito ya ha pasado. Dicho periodo varía dependiendo del contenido: no es igual para una publicación del perfil del Real Madrid sobre un gol en  un partido que se está jugando en directo , cuyo periodo de éxito es muy corto, que un artículo de el diario El País sobre una nueva ley de vivienda , con un periodo de éxito mayor. 

 

Una vez comprendido el funcionamiento del algoritmo, nuestro siguiente punto de interés será cómo utilizarlo a nuestro favor de cara al ámbito personal y/o empresarial. Como hemos comprobado anteriormente, el algoritmo se basa en cuatro pilares fundamentales, siendo esto todo lo que necesitamos saber para aplicar cada uno de estos factores en nuestras publicaciones. En primer lugar, y haciendo referencia a la popularidad, todo aquello que invite a la participación de los usuarios en tu cuenta es positivo. La interacción es una de las bases de Facebook, por lo que en la medida de lo posible, se debe procurar contestar a los usuarios que comentan en nuestras publicaciones de manera que el algoritmo priorice en un futuro nuestros posts de la misma manera que lo hace con los de nuestros amigos, con los que solemos interactuar también en los comentarios. Es cierto que para cuentas con un alto volumen de seguidores esto puede implicar un gran esfuerzo, pero contando con un departamento de RRSS se puede abordar perfectamente. Siguiendo la misma línea, la participación en los comentarios también es algo muy importante de cara a generar lazos entre los usuarios y nuestra cuenta. Para ello, una posible estrategia podría consistir en lanzar preguntas abiertas en nuestras publicaciones de manera que la audiencia se sienta invitada a compartir su opinión. Un ejemplo de esto son las cuentas del sector hostelero, que a menudo lanza en sus redes sociales cuestiones del tipo: “¿Cuál es tu hamburguesa favorita de nuestra carta? Os leemos!” De este modo, además de entrar en escena las opiniones de cada usuario, tendrán lugar contra réplicas dentro del  mismo comentario. De la misma manera, el uso de la polémica (siempre que esté bien empleado) es una forma muy efectiva de lograr esa interacción.

Ralf_rangnick


Los puntos de vista dispares y la discusión en la sección de comentarios suponen indirectamente la participación de muchas personas en una misma publicación. En la imagen anterior, sin ser un ejemplo muy polémico como tal, suscita un debate en los comentarios. El perfil es de un periodista, y da una noticia sobre el nuevo entrenador de un club de fútbol. Podemos ver cómo al final pregunta a sus seguidores cómo valoran esta contratación acompañado de emoticonos. De este modo, la idea es que en los comentarios tenga lugar un debate sobre esto. Sin embargo, prácticas como el clickbait que a priori suenan muy bien y garantizan resultados pueden llegar a ser contraproducentes, ya que la compañía tiene mucho cuidado con este tema y trata continuamente de abordarlo. 

 

Por otro lado, publicar cuando nuestra audiencia está conectada es muy importante. Además de la popularidad, el tiempo de publicación es otro de los ejes del algoritmo, que hemos visto que ordena los posts empezando por el más reciente.

facebook_logo

Por tanto, si publicamos cuando nuestro público objetivo está dormido, cuando éste despierte ya habrán pasado varias horas que progresivamente irán trasladando nuestra publicación hasta el final de la cola, perdiendo así gran capacidad de alcance. Cabe recalcar que Facebook aplica el algoritmo únicamente a las publicaciones, quedando las historias al margen de él. Esto lo podemos aprovechar para nuestra marca en cuestión sabiendo qué contenido puede dar un mejor resultado si se comparte a través de estas stories y cuándo es preferible hacerlo en forma de publicación.

Además de esto, Facebook cuenta con un espacio para añadir hasta 30 cuentas como “favoritas”. Estos perfiles son prioritarios a la hora de aparecer en la parte alta cuando el usuario refresca la aplicación. Es decir, funciona como un pase VIP sobre el algoritmo. El objetivo de nuestra empresa debe ser, por tanto, lograr que los usuarios nos añadan a este espacio, para lo que debemos generar en ellos interés por lo que publicamos. Para ello, realizar sorteos de forma periódica con medidas como que sólo los 10.000 primeros en interactuar con la publicación participan podría funcionar como medida, ya que los seguidores se verían obligados a priorizar nuestra publicación si quieren optar al premio.

Por tanto, si nuestro objetivo es ampliar el alcance de nuestras publicaciones o llegar a un mayor público aprovechándonos de las ventajas que ofrece el algoritmo, lo primero que tenemos que hacer es conocer su funcionamiento. Una vez comprendidos los cuatro pilares sobre los que se sostiene (popularidad, tiempo de publicación, relación con el usuario y afinidad), el siguiente paso debe ser volcarnos en aquellas prácticas que coloquen nuestras publicaciones en lo más alto de la pantalla. Fenómenos como la interacción son clave a la hora de afrontar esto, siendo los sorteos, los debates o la polémica en su justa medida buenas herramientas para alcanzarlo. ¡Ahora solamente queda ponerlo en práctica!



Autores: Pedro Rocha Varela  y Felipe Canseco Martínez

 

 

Felipe Canseco Martínez Pedro_rocha_varela